LOS MAILS, ASESINOS DEL PLANETA

Cada día, cada hora, cada minuto e incluso cada segundo, miles de millones de mails circulan por el mundo a través de nuestros correos electrónicos, yendo de un buzón en la red a otro a la velocidad del rayo. Según un informe de 2015 de la Comisión Europea, serían del entorno de los 205 mil millones de mensajes, cifra que podría aumentar hasta los 246 mil millones en 2019 según estas mismas fuentes, sin contar el spam. Por decirlo de otro modo, un paso de gigante en cuanto a la tecnología para poder comunicarse mejor y más deprisa, pero un desastre en cuanto a la ecología en la medida en que estos envíos de correos consumen energía y generan emisiones de gases de efecto invernadero.

Cuando Internet pone en peligro nuestro medioambiente.

earth-1617121_1920

Pues sí, ¡quién lo diría!

Y es que quien dice almacenaje dice energía. Debemos ser conscientes de que por cada mail almacenado (proceso que comprende la escritura, el transporte, la lectura y el almacenamiento) se emiten 10 gramos de CO2 al año. Pero no sólo es eso… Todo lo que consume un exceso de energía genera también contaminación, como el tiempo que pasamos en Internet, el envío de archivos adjuntos, las copias a varios destinatarios (que multiplican el impacto en el cambio climático), las impresiones inútiles o en exceso… Todo ello suma 287.600 toneladas de CO2 en la atmósfera por año.

Según Ademe (Agencia del Medioambiente y del Control Energético), en 2020 un 4% de las emisiones europeas de gases de efecto invernadero podrían proceder únicamente de nuestros emails y enviar un mail a 10 destinatarios multiplicaría por 4 los efectos en el cambio climático. Y no hablemos del propio ordenador: por ejemplo, algunos viejos dinosaurios son unos grandes consumidores de energía y generan grandes emisiones de CO2. Por tanto, el impacto medioambiental de las tecnologías de ayer y de hoy es evidente, así que ya es hora de ser conscientes de ello y de actuar con conocimiento de causa.

Para lograrlo, algunos consejos sensatos que mejorarán el bienestar del planeta.

Lo que puedo hacer por el medio ambiente

  • Elegir preferentemente un ordenador con la etiqueta «Ecolabel europea» o «Energy Star» y apoyar el reciclaje (https://www.backmarket.fr) mediante productos reacondicionados a como nuevos.
    • Reducir mi tiempo de búsqueda en Internet utilizando palabras clave precisas o introduciendo directamente las direcciones de las webs en la barra de navegación.
    • Eliminar los correos spam en cuanto lleguen, vaciar la papelera regularmente y eliminar los mensajes que no quiera conservar.
    • Almacenar mis datos en local o en discos duros y evitar los centros de almacenaje de datos.
    • Enviar mis archivos adjuntos mediante un vínculo para evitar los archivos demasiado grandes.
    • Reducir al máximo el número de destinatarios a los que envío un correo para tener un mayor control sobre mi correo.
    • No utilizar mi impresora excepto en caso de gran necesidad para así ahorrar papel, tinta y electricidad.
    • No guardar la misma foto en varios servicios de almacenamiento para no consumir electricidad inútilmente.

 

 

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.