go zero waste 2

Ir al súper sin plásticos con Go Zero Waste

En estos días en los que ir al súper se ha convertido en toda una experiencia, os presentamos el proyecto de Go Zero Waste, una app que nos permite cambiar los hábitos de consumo para ser más responsables. En palabras de Magda Cebrián, cofundadora del proyecto: “Go Pero Waste” se centra en facilitar que todas nosotras, como personas consumidoras, lo tengamos más fácil a la hora de comprar y consumir sin generar residuos.

1. ¿Podemos cambiar nuestra manera de ir al súper?

Por inercia, lo más cómodo es ir al súper de la esquina y comprarlo todo envasado. Esto acaba generando un montón de residuos con cada compra y se ha demostrado que con reciclar, ya no es suficiente. Cada vez hay más gente concienciándose de que el verdadero impacto se encuentra en reducir y reutilizar en vez de intentar reciclar cuando el residuo ya está generado. Esta es una de las principales premisas del movimiento “Zero Waste”.

Ahora bien, ¿por dónde empezar? Aquí entra un poco el camino personal de cada uno hacia el “Residuo Cero”, que no es un objetivo en sí, sino un proceso constante de ir cambiando aspectos de nuestra manera de consumir.

Go Zero Waste nace para ayudar en este camino. Por un lado, mostrando alternativas tanto de tiendas como de productos cerca. Por otro, dando consejos para cambiar poco a poco hábitos que tienen un gran impacto en los residuos que generamos día a día.

La compra recurrente es el primer paso y posiblemente el que tiene mayor impacto a nivel consumidor, pero hay otros sectores igual de importantes: la ropa, la tecnología, la cosmética… la filosofía del Residuo Cero incide en todos estos sectores con una misma premisa: reduce el consumo de todo lo que no necesites, reutiliza todo lo que puedas, repara y alarga la vida de las cosas al máximo… y recicla lo que quede. Esto se puede aplicar a todas nuestras necesidades materiales. 

Cada cual va haciendo su camino: normalmente empiezas por intentar comprar sin tanto plástico y puedes acabar fabricándote tu propia cosmética natural o los productos de limpieza en casa o aprendiendo a reparar cosas que antes simplemente tirabas. 

2. ¿Cómo surge la app?

La app (ya disponible en la Apple Store y para Android) empezó como empiezan muchas cosas: con una idea nacida de nuestra experiencia personal.

Llegó un momento en que en casa nos pusimos serios con esto de reducir residuos y un día nos propusimos salir a hacer la compra semanal en nuestro barrio y volver a casa, como mínimo, sin nada de plástico de un solo uso. 

Gracias a este ejercicio nos dimos cuenta que cuando te dispones a hacer este cambio no siempre sabes dónde encontrar lo que normalmente compras cerca de ti en un formato que genere menos residuos ( ya sea a granel, en formato sólido, en pack familiar, al corte o concentrado…).

Al ver las barreras que nos surgían para cumplir nuestra misión, pensamos que más personas se encontrarían en la misma situación y nos animamos a lanzar un crowdfunding para crear la primera versión de la app. Queríamos ver si la idea generaba interés y reunir una primera cantidad de dinero para hacerlo realidad. 

El crowdfunding fue un éxito para nosotros. Aunque modesto, conseguimos no solo unos 12.000 euros para financiar el inicio del proyecto, sino también generar cierto interés, aparecer en medios nacionales, empezar a crear una pequeña comunidad y reunir un maravilloso equipo que hizo posible la primera versión de la app, cinco meses después. 

La principal dificultad a la hora de lanzar la app es que nadie tenía experiencia en este mundo y lo hicimos como pudimos: con muchas ganas y muchas horas, intentando asesorarnos y conscientes que la iríamos mejorando poco a poco. 

3. ¿Por qué no un marketplace? ¿ha evolucionado la app desde los inicios?

Bueno, nosotros vemos la app como un facilitador, una manera de poner en contacto personas y negocios. Tiene una parte muy importante de promoción del comercio local. No le veíamos el sentido a crear un marketplace porque sería como hacer la competencia no solo a las tiendas físicas sino a todas las tiendas online que ya están haciendo un magnífico trabajo. 

Actualmente vamos por la segunda versión, que ha mejorado visualmente y tiene una estructura interna más robusta, hecho que permitirá que crezca más fácilmente en usuarios y tiendas de manera colaborativa. 

El modelo de negocio de la app es el siguiente: siempre será gratuito tanto para usuarios como para tiendas. Nuestra propuesta es que quien aparezca en el mapa pueda optar a una serie de funcionalidades o servicios extra de pago. No vemos esto como un negocio, sino como una herramienta de empoderamiento y transformación. Evidentemente que necesitamos que sea sostenible económicamente y lo será, porque también de ello depende la continuidad del proyecto. Aún así nos gusta dejar claro que ganar dinero no es el objetivo principal de la app.

Como empresa además, tenemos otras líneas de negocio: nos enfocamos a promover la reutilización y también trabajamos con empresas y administraciones impartiendo charlas y talleres para difundir la cultura del Residuo Cero y enmarcarla dentro de la Economía Circular. 

4. ¿En qué ciudades está disponible la app Go Zero Waste?

A día de hoy estamos en toda España. Trabajamos para que dentro de poco la app esté disponible internacionalmente.

Se trata de una iniciativa colaborativa, así que la parte del mapa crece con las aportaciones tanto de los mismos usuarios como de las tiendas y los negocios que pueden darse de alta directamente y sin ningún coste. 

5. ¿Estamos preparados para esta nueva forma de consumo o es una moda más?

Esta es una gran pregunta. El Zero Waste en sí puede ser visto como moda o tendencia. Nosotros lo vemos como una capa más del consumo responsable, que también incluye aspectos tan esenciales como la compra local, el producto de proximidad, el comercio justo, la producción ecológica o el impacto social de los proyectos. En este sentido, percibimos que cada vez hay más consciencia de esta dimensión plural del consumo responsable.

Por otro lado, hay siempre la otra cara de la moneda: muchas marcas y empresas ven estos temas como una oportunidad para vender más. En nuestra opinión, esto pasa cuando la sostenibilidad ambiental no está integrada de una manera sincera y se instrumentaliza. En este sentido se da en muchas ocasiones el llamado “greenwashing” o lavado de imagen verde de las marcas, que no siempre es fácil de detectar porque está lleno de matices

Por definición, algo es sostenible cuando consigue satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras. Aunque es una definición amplia, nos sirve de guía para preguntarnos si lo que estamos intentando vender nos lleva al futuro que todos queremos. 

En este sentido, parte de nuestra labor es difundir información útil desde nuestras redes sociales para contribuir a esta educación sobre la sostenibilidad tan necesaria. También hacemos continuamente charlas y talleres sobre Residuo Cero e introducción a la Economía Circular en empresas y organizaciones. 

6. ¿Alguna recomendación de app del equipo de Go Zero Waste?

Quizás una de las que utilizamos más es la app de “Bicing” el servicios de bicicletas públicas de nuestra ciudad, Barcelona. Es un buen ejemplo de la revolución que está viviendo nuestra sociedad: pasar del producto al servicio. 

Ya no necesitamos tener una bicicleta sino usarla. Y lo mismo está pasando con muchas otras cosas que ya no necesitamos poseer: motos, coches, CDs de música, lavadoras o incluso ropa. A este fenómeno se le llama “servilización de productos” o “product as a service” en inglés. Hay cada vez más ejemplos de ello y nos parece algo muy positivo ya que está ayudando a desmaterializar el consumo y hacer un uso más eficiente de los recursos.

7. GO ZERO WASTE TO BE CONTINUED: ¿qué viene ahora?

Seguimos mejorando la app y queremos hacerla disponible internacionalmente. Lo importante es que sea útil y aporte valor.

Al mismo tiempo, para reducir residuos y acabar con la cultura del “usar y tirar” vemos muy importante que la economía vuelva a abrazar la reutilización como ya se hacía apenas unas décadas atrás. Estamos trabajando en nuevos proyectos para que esto suceda. Nunca diremos que no se debe reciclar, pero se tiene que poner mucho más el foco en reducir y reutilizar para que los residuos no lleguen a generarse.

Una idea clave que defiende la Economía Circular es que el “residuo” no debería existir. En la naturaleza no hay tal cosa. Si le damos a cada cosa un valor, tenemos recursos y no residuos. Este cambio de mentalidad es esencial para hacer más sostenible nuestra economía. Es algo que obliga a replantearlo todo, empezando desde el ecodiseño y cómo concebimos nuestro modelo productivo.

Si nos quedaba alguna duda después de todo lo que estamos viviendo estas semanas, el cambio no es que tenga que llegar, es que ya está aquí. Iniciativas como esta, nos ayudan a dar el primer paso, que siempre es el que más cuesta. Eso sí, el paso será dentro de casa:

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.