centre commercial Suède

En Suecia se encuentra la primera galería comercial de productos reciclados

Suecia, país puntero en reciclaje donde el 99 % de los residuos domésticos se benefician de ello, cuenta desde 2015 con una galería comercial única en el mundo, está totalmente dedicada a los productos reciclados y a las actividades afines. Este centro, de novedoso género, ha visto la luz a unos 100 kilómetros de la capital sueca, en la comuna de Eskilstuna que la financia junto con una empresa local.

Un centro comercial 100 % reciclaje

Con el bonito nombre de ReTuna Aterbruksgalleria, nació de la reflexión ecológica de apasionados defensores del medio ambiente y responde a la gran demanda de los consumidores suecos.
Menos de dos años después de su apertura, el centro comercial cuenta con 14 tiendas dedicadas en cuerpo y alma a la segunda vida de los productos. Smartphones, ropa, muebles, accesorios de decoración, aparatos electrónicos, herramientas, juguetes o bicicletas, todo lo que se vende en estas tiendas es 100 % reciclado.

retuna-2-e1492272253376

La galería acoge también puntos de restauración bio y ecológicos, una escuela de diseño, un centro de conferencias, una sala de exposiciones, y también un centro para depositar productos usados. Aprovechando que está cerca de un importante centro de reciclaje, incluso se recuperan los objetos más voluminosos. Todo se ha pensado con el fin último de erradicar la obsolescencia programada de los bienes de consumo.

ReTuna-Kitar-Semula-Sweden007

Un funcionamiento sencillo, circular y rentable

Todos los ciudadanos pueden venir a dejar objetos fuera de servicio o usados. Según el estado en el que se encuentren, podrán ser enviados a una tienda de segunda mano, o a los puntos de reciclaje, donde serán renovados por una empresa social, estilistas y creadores. Los que no encuentren su sitio en las tiendas de la galería se enviarán a otro circuito de reciclaje.

recycle

Todo el mundo sale ganando en esta economía circular: los ciudadanos que se deshacen de lo que no quieren, el municipio, que ya no tiene que recogerlo, los trabajadores, que tienen un empleo en el centro comercial, los vendedores, por supuesto, y, por último, los consumidores.

Una novedad que se repetirá

Es un nuevo paso hacia un modelo de consumo diferente, democratiza el re-consumo y lucha contra el despilfarro, reemplazando en el circuito productos del día a día protegiendo los recursos naturales de la Tierra. Todo apunta a que este concepto de centro comercial se va a expandir como la pólvora, sobre todo porque las visitas guiadas que organiza la galería y las conferencias abiertas a todo tipo de profesionales participan al auge que suscita hoy en día la galería a nivel internacional.

centre-commercial-ethique-suede-ban

Hay que decirlo, la venta de productos de segunda mano ya es posible a gran escala.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply