El Light phone,¿un primer paso hacía la detox digital?

El Light phone es para el smartphone lo que Tetris es para la PS4: el back to basics. Te promete una detox tecnológica intermitente, ya que, con él, podrás disponer de la sencillez de un teléfono en el sentido más elemental del término… Con la comodidad de saber que podrás volver a encender tu iPhone 6 en cualquier momento.

El concepto

El concepto del Light phone (disponible en Kickstarter) es el de ofrecer una extensión de tu smartphone que solo permite recibir llamadas. Configurado gracias a una aplicación (¡menuda ironía!), nos permite deshacernos temporalmente de los estresantes «ding» de los e-mails que nos llegan, de los «ping» de las notificaciones permanentes y de los «tic» de los incesantes mensajes.

¿De dónde viene?

Es obvio que el Light phone forma parte de la línea que cuestiona al Dios smartphone.
Aunque tiene un toque retro, va a contracorriente de los nostálgicos revivals como las reediciones del 3310. Tiene un diseño contemporáneo, un formato y un peso minis (cuidado con no confundirlo con el mando a distancia del parking o el del aire acondicionado) pero sobre todo, una batería que dura hasta 20 días.

pocketmini-e1497432186339

 ¿Para qué sirve?

Para una detox tecnológica volviendo a lo esencial de un teléfono: llamar en caso de necesidad. Punto.
Lo que hace que el Light phone se diferencie de sus homólogos suecos, es que tiene en cuenta la hipocresía de nuestros comportamientos con los gadgets. Esto es el vals de los «te quiero, no te quiero», de los «decidido, este fin de semana, apago el teléfono» a los que generalmente les suele suceder unas horas/minutos después, un «espera, voy a mirar el Twitter 2 minutos».

El Light phone, es una cura détox a la carta, la herramienta perfecta para los que quieren tener la conciencia tranquila, pero que no tienen la motivación innata… Y, sobre todo para quienes sueñan con una promesa sin compromiso.

Espera, ¿hablas en serio?

Ah sí, se nos olvidaba el precio de la detox. Tendrás que desembolsar 100$ para tener este juguete que te liberará de toda culpa.
Un precio que hay que añadir al de tu smartphone, evidentemente, ya que el Light phone no pretende sustituirlo, sino completarlo. Es como una residencia secundaria en la que nos damos el capricho de lavarnos con agua fría y calentarnos con fuego, porque sabemos que al final de las vacaciones, nos daremos un baño bien caliente en nuestra cómoda casa que está a 24º gracias a la calefacción eléctrica.

PD: los que andan pelados podrán utilizar el «modo avión» y «no molestar», que existen en la mayor parte de los smartphones. A buen entendedor…

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.