james-pritchett-3917-unsplash

Cinturón o tirantes… ¿Qué es más ecológico?

 No cuesta nada dar algunos consejos en favor del planeta, así Back Market vamos a comparar algunos productos desde una perspectiva medioambiental, ¿estás listo? Allá vamos…

Al llegar la Navidad, muchos piensan que comprar un árbol artificial contamina menos. Efectivamente, como se supone que se puede reutilizar durante varios años, estaremos evitando cortar esos lindos arbolitos. Es cierto, pero un árbol de verdad contamina mucho menos… Para empezar, el árbol artificial es una horrible amalgama de metal y plástico, por lo tanto, de petróleo. Segundo, como se suelen fabricar en Asia, o donde Cristo perdió las chanclas, tendrá que viajar en avión y en camión… Por el contrario, un árbol natural está hecho de madera, participa a la fotosíntesis, no se transforma y, aunque no haya crecido cerca de su lugar de venta, el transporte será mucho menor. Su impacto medioambiental es tres veces menos, de media. Conclusión: compra el natural y escoge un árbol que crezca cerca de ti.

aliis-sinisalu-70432-unsplash¿Estás pensando en poner un libro electrónico debajo del árbol? Entre el artículo digital y el libro de papel, ¿cuál contamina menos? Pues depende… ¡del lector o de la lectora! Efectivamente, si se leen más de 40 libros al año, el libro electrónico tiene menos impacto medioambiental que los libros de papel. Si reducimos la comparación a una sola obra, el libro de papel le gana la partida, ya que solo genera 1,3 kg de CO2 contra los 200 del aparato electrónico. Sí, pero no se compra un libro electrónico para leer solo un libro, ¡sino cientos! Sí, a largo plazo no hay duda, el libro electrónico no tiene parangón.

brooke-lark-191659-unsplashDespués de fin de año, toca enfrentarse a la montaña de platos sucios… ¡Nooooooooo por favor! Para tu conciencia ecologista, ¿es mejor lavar a mano o poner un lavavajillas? Si tienes un aparato reciente, seguro que ahorra agua y electricidad, por lo que es mejor utilizarlo. Y si el tío Pepe sigue estando en contra del lavavajillas, explícale que lavar los platos como antes gasta más agua (de media unas 3,5 veces más) y más luz (2,5 veces más), porque hay que calentar el agua para lavar los platos a mano. En cambio, un lavavajillas se puede programar para ponerlo en las horas en que es menos caro y en modo “eco”.

 

Finalmente, no es tan fácil distinguir la mejor elección entre lo «natural» y las opciones con aparatos desde un punto de vista ecologista… ¡El simple hecho de planteárselo es el primer paso para conocer la verdad!

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply